Lubos Opelka en una de sus visitas a la ATGQ