NOTICIAS ATGQ

5 formas de mantenernos entusiasmados cuando entrenamos

Casi todo el mundo ha escuchado el adagio “Ama lo que haces y nunca trabajarás un día en tu vida”. Bueno, algunas cosas en la vida simplemente no pueden suceder sin trabajo.

Nuestra capacidad para disfrutar del trabajo depende principalmente de nuestra mentalidad, pero existen otras formas de hacer que el trabajo sea más agradable. Ya sea que dediques tiempo para entrenar competitivamente o simplemente para mejorar tus habilidades, disfrutar ese tiempo puede ser un desafío. Encontrar el disfrute puede ser difícil si nos atascamos en un patrón repetitivo.

¿Cuáles son tus objetivos? Cualquiera que sea tu objetivo, andá al polígono con ese objetivo o tarea en mente. Trabaja para lograrlo con verdadera intención.

Planificación, entusiasmo, tenacidad y determinación para sacar todo lo bueno que puedas de tu situación, eso es lo que genera el éxito. En competencia, vemos que el éxito nace del esfuerzo sincero (también conocido como trabajo) cuando planificamos y ejecutamos las tareas con un propósito. Así que ¡Concéntrate!

Encuentra un desafío. A veces, la práctica puede hacernos sentir desinflados. Hacé de tu entrenamiento un desafío.

Cambiá tu enfoque. Tirar varias disciplinas diferentes, cambiar de disciplina a menudo puede ayudarnos a diagnosticar deficiencias o descubrir habilidades de las que no estábamos conscientes.

Como todo en la vida, si no nos detenemos y encontramos algo nuevo de vez en cuando… bueno, perdemos esa alegría que experimentamos la primera vez que hacemos algo.

5 formas de mantenernos entusiasmados cuando entrenamos:

1 – Velocidad y precisión. A menudo ejecutamos el mismo ejercicio de dos o tres formas diferentes. En primer lugar, quizás te centres en la velocidad de una posición a otra. En segundo lugar, te concentras en la precisión. Y luego al revés. Esta es una excelente manera de descubrir tus fortalezas y debilidades.

3 – Entrená en grupo ¡Compartir las cosas que disfrutas solo las hace mejores!

4 – Dispará con un arma diferente. Tenemos competencias para las que entrenamos constantemente. Entonces, disparar un arma diferente puede ser una táctica de entrenamiento cruzado. Pero a menudo es una forma de concentrarse en algunos de los mismos fundamentos y de darle un descanso a nuestro cuerpo y a nuestra mente. Siempre que nos sentimos agotados en la práctica, una de las cosas que nos gusta hacer es tirar algo diferente.

5 – Anotáte en competencias. La camaradería puede ser una fuente de nuevos amigos, también te dará ideas concretas sobre cosas para volver a casa y practicar.